por Chris Tidwell
25 Abril 2007

del Sitio Web VoicesYahoo 

traducción de Adela Kaufmann
Versión original en ingles

Versión en Italiano

 

 

¡Antiguas Deidades

con posibles orígenes en la Atlántida!

 

 

En el mundo antiguo hay muchos misterios, pero ninguno tan desconcertante como aquellos encontrados en la cultura maya.

 

Desde sus inicios hasta su misteriosa desaparición, los mayas han desconcertado a todos. Un hecho que ha dejado perplejos a muchos es en realidad una de las figuras que se encuentran a lo largo de la religión maya, el dios serpiente, Kukulcán

Kukulcan es uno de los tres dioses que se cree que crearon la Tierra. Él es una serpiente en su forma natural y fue responsable de enseñar a los maya de tales cosas como la forma de manejar una civilización, la agricultura y la medicina.

 

Después de un breve período de estar en la Tierra, Kukulcán regresa al océano diciéndole a los mayas que iba a regresar en una fecha posterior.

 

Los mayas percibieron a los colonos europeos como la segunda venida de su dios Kukulcán y esto eventualmente fue lo que  condujo a la confianza entre las dos culturas, y la eventual derrota de la cultura maya.

 

La desconcertante cuestión es,

  • ¿Por qué los mayas habrían pensado que los colonos europeos eran dioses?

  • ¿Se parecían a algo que los mayas percibieron como Kukulcán?

La respuesta es ¡sí! 

Kukulcan tenía forma humana, así como su forma de serpiente emplumada. Kukulcán se transformaría en un hombre de pie de cerca de 6 pies de alto, de pelo largo y blanco, pero lo más interesante es que era un hombre caucásico con piel blanca.

 

Encontramos escrituras y esculturas de los mayas de lo que se piensa que es Kukulcán y que representan una figura de aspecto muy europeo, totalmente diferente a como se veían los maya. 

Los maya eran gente de piel oscura y apariencia latina. No eran normalmente muy altos y tenía los ojos marrones. Kukulcán en su forma humana era un contraste completo, tenía el pelo blanco o plata, piel blanca, ojos azules, y era alto.

 

Científicos y expertos por igual han preguntado,

  • ¿Por qué esto podría haber sido el caso?

  • ¿Por qué una civilización tendría una figura divina, un dios que no se parecía en nada a ellos mismos?

  • ¿Por qué se parecía a la gente encontrada en la civilización occidental?

Una teoría implica realmente la ciudad perdida de la Atlántida! 

Algunos podrían pensar que alguna vez la Atlántida, como descrita por Platón, se hundió en el mar, y algunos de sus ciudadanos habrían sobrevivido. Un hombre, Kukulcan, podría haber hecho su camino hacia Mesoamérica y enseñado a los maya es el secreto de su ciudad perdida.

 

Esto encaja con el perfil de lo que Kukulcan habría sido, procedente del mar, viéndose como un europeo, y las enseñanzas de gobierno, medicina y agricultura, todo ello integrado en la idea de que Kukulcan podría haber sido de la antigua Atlántida. También cuando él se fue, este hombre misterioso podría haber viajado por todo México y haber encontrado a aquellos de  la civilización azteca. 

Los aztecas adoraban a un dios parecido, Quetzalcoatl, que también coincide con la descripción de Kukulcán.

 

Quetzalcoatl enseñó muchas de las mismas cosas que Kukulcan y una vez que los conquistadores españoles comenzaron a llegar a Mesoamérica fueron aceptados y acogidos como dioses por los aztecas.

 

Esto llevaría a algunos a creer que tanto Quetzalcóatl como Kukulcan eran en realidad la misma deidad, u hombre, como podría ser el caso. 

Tanto las civilizaciones maya como la azteca en su mayoría permanecen sin descubrir y muchos misterios rodean a ambos, pero, aún así la leyenda de Kukulcán y sus numerosos templos y estatuas asombran y confunden a los científicos, y lo seguirán haciendo durante los siglos por venir.