por Jen Wieczner
Mayo 22, 2013

del Sitio Web MarketWatch

traducción de Adela Kaufmann
Versión original en ingles

 

 

 

  

 

 

Las adiciones del manual de diagnóstico incluyen

acaparamiento y  abstinencia de cafeína


 

El lanzamiento de un nuevo texto médico no suele generar la especie fiebre de anticipación de, por ejemplo, un nuevo libro de Harry Potter o el modelo de iPhone .

 

Sin embargo, el Manual de Diagnóstico y Estadística de los Trastornos Mentales, o DSM por sus siglas en ingles, es una excepción. La Asociación Americana de Psiquiatría publicó su revisión de la quinta edición del manual, que sirve como autoridad oficial sobre diagnósticos de salud mental (y reclamaciones de seguros relacionadas), el miércoles.

 

El DSM-5, que informa de la manera en que los psiquiatras recetan medicamentos, viene con 15 nuevos diagnósticos - incluyendo el síndrome de acaparamiento y abstinencia del cannabis - mientras ha eliminado y combinado otros.

"Trastorno de aversión sexual", por ejemplo, ha sido redactado a partir de diagnósticos legítimos debido a " poco uso y falta de investigación de apoyo", según la APA.

 (Hasta la década de 1970, la homosexualidad aparecía en el manual como una enfermedad.)

 

Mientras que los psiquiatras consideraron las sugerencias de los profesionales de la medicina, así como el público, los cambios ya han generado un debate y críticas.

"Las personas están tan confundidos acerca de la pregunta: ¿Qué es la locura?", dice Paul McHugh, profesor y ex jefe de Psiquiatría en el Hospital Johns Hopkins, quien dice que el DSM-5 no distingue entre las causas subyacentes de los síntomas asociados con los diagnósticos.

 

"Se trata de una guía de campo para las aves."

Sin embargo, el manual también arroja luz sobre el estado actual de la salud mental en el mundo.

 

La proliferación de la marihuana medicinal ha dado lugar a un diagnóstico clínico de "abstinencia del cannabis", por ejemplo. Mientras tanto, en una sección de prueba especial del DSM-5 para condiciones que requieren una mayor investigación, ahora hay "trastorno de juegos en Internet", junto con los trastornos relacionados con el suicidio debido a "un mayor reconocimiento de la ideación suicida."

 

Este es el pensamiento detrás de 15 nuevos trastornos mentales del DSM-5. 

 

 

Trastorno Social (pragmático)  de la comunicación
Con esta adición al manual, los psiquiatras ahora pueden diagnosticar con mayor precisión los problemas del lenguaje escrito que no están relacionados con el autismo o la capacidad cognitiva disminuida y, de acuerdo con una hoja informativa de la Asociación Psiquiátrica Estadounidense sobre el desorden.

 

En efecto, mientras que los síntomas de este trastorno, que debe remontarse a la infancia, incluyen "respuestas inapropiadas en la conversación" y dificultad para comunicarse, el diagnóstico sólo puede hacerse después de haberse descartado los trastornos del espectro autista, según la APA.

 

Estos problemas a menudo dificultan la vida de las personas sociales, carreras académicas y rendimiento en el trabajo, y el diagnóstico, conocido como SCD, para abreviar, tiene la intención de sacar sus problemas "de las sombras" y ayudarles a obtener el tratamiento adecuado, de acuerdo a la hoja informativa. 



Desorden Disruptivo de Desregulación del Estado de Ánimo
 Si bien este diagnóstico, limitado a los niños menores de 18 años, podría ser interpretado por algunos padres como aplicable, según corresponda "cada vez que uno tiene una rabieta", dice McHugh, la tendencia a descartar los estallidos de los niños a menudo conduce a errores de diagnóstico, a expensas de los niños y sus familias, cuando el trastorno no recibe tratamiento.

 

El nuevo diagnóstico está diseñado para ayudar a las familias y a los niños que, 

"Nunca han sido exitosamente tratados por extremos berrinches explosivos", dice David Kupfer, presidente del grupo de trabajo del DSM-5 y profesor de psiquiatría en la Universidad de Pittsburgh.

 

"Demasiados niños gravemente deteriorados como éste han caído en el olvido debido a que sufren de un trastorno que todavía no se había definido."


 

Trastorno Disfórico Premenstrual
En la clasificación de síntomas que preceden el ciclo menstrual de la mujer como un trastorno mental, el DSM-5 ha provocado indignación entre aquellos que se preocupan de que la gente utilice la enfermedad oficial para discriminar a las mujeres, como lo han hecho con el síndrome premenstrual SPM, la hermana más suave para el TDPM.

 

 (El nuevo desorden fue mencionado en un apéndice del DSM-4 como una condición que necesita más estudio.)

 

Otros críticos se preocupan de que el diagnóstico podría permitir a la gente usar los problemas comunes y mundanos, tales como como los calambres menstruales menores como excusas médicas. 

 

Pero los investigadores para el DSM-5 encontraron justificación para la inclusión de la enfermedad, que afecta del 2% al 5% de las mujeres premenopáusicas, según un artículo publicado en el American Journal of Psychiatry en 2012 mayo.

 

Los síntomas incluyen depresión, "sentimientos de desesperanza" y sensaciones hinchazón en determinados momentos durante el ciclo menstrual de la mujer - suficientemente graves como para interferir con la capacidad de las personas para desempeñarse en el trabajo o en la escuela 



Trastorno de Acumulación
El remedio televisivo para la acumulación en los en programas como "Acaparadores" de A&E por lo general implica una limpieza de la casa de alta resistencia por parte de un equipo de profesionales y muchas bolsas de basura o contenedores de basura.

 

Pero gracias a la inclusión del DSM-5 del "trastorno de acumulación" como un diagnóstico independiente, los médicos pueden ser capaces de tratar la condición ‘con una píldora’.

 

Ahora hay una evidencia adecuada para confirmar la "validez diagnóstica" de la acumulación, que se caracteriza por,

"La persistente dificultad para descartar o deshacerse de las posesiones, debido a una necesidad percibida para guardar los elementos y la angustia asociada con deshacerse de ellos", según una guía de APA a los cambios en el DSM-5.

El diagnóstico recién agregado aparece bajo trastornos obsesivo-compulsivos, aunque la APA admite que no hay suficientes datos para decir si la acumulación está verdaderamente relacionada con el TOC u otra enfermedad mental.

 

Sin embargo, la acumulación puede tener causas neurobiológicos subyacentes, lo que puede significar que puede tratarse con medicamentos.

 

De hecho, algunos críticos del DSM creen que la creación del trastorno de acumulación podría ser impulsado por intereses farmacéuticos:

"Todo lo que estamos diciendo es que pensamos que la acumulación debe hacerse una enfermedad por la cual pueda recibirse un pago", dice McHugh, quien cree que los psiquiatras deben investigar las causas profundas de la acumulación con el fin de formular un plan de tratamiento que pueda incluir terapia de comportamiento en lugar de drogas.



Abstinencia de la Cafeína
Personas que están de mal humor antes de haber tomado su café de la mañana pueden darle la bienvenida a la abstinencia de cafeína en el DSM-5 como una aflicción mental, legítima.

 

Una polémica adición, el nuevo diagnóstico refleja directamente nuestra creciente dependencia de la cafeína, desde la proliferación de puntos de venta de Starbucks a la creciente gama de bebidas energéticas de no-café y bebidas alcohólicas inyectadas con cafeína:

"La cafeína está invadiendo nuestra sociedad cada vez más" dijo en un simposio de la industria de 2011 Alan Budney, un psiquiatra que ayudó a desarrollar el DSM-5, según los reportes.

(La abstinencia de cafeína fue incluida en un apéndice del DSM-4 como una condición que necesita más estudio.)

 

Sin embargo, algunos psiquiatras se preocupan de que la abstinencia de cafeína pueda ser una manera fácil de etiquetar clínicamente síntomas tales como dolores de cabeza, trastornos del sueño y cambios de humor, a costa de perder un grave trastorno patológico.

"El verdadero problema para los psiquiatras es: '¿Van a ser capaces de tener tiempo con el paciente para distinguir entre la abstinencia de cafeína y el tipo de malestar y dolores de cabeza provenientes de un encuentro que podría haber tenido el paciente en experiencias de la vida'?", Dice McHugh .

 


Abstinencia del Cannabis
Incluido en el DSM-5 junto con la abstinencia de cafeína, los expertos dicen que el aumento de la prevalencia de otra sustancia además de café mereció el nuevo diagnóstico de "abstinencia del cannabis".

 

Como la marihuana se ha vuelto disponible para comprar legalmente y con fines médicos en más estados, los psiquiatras también han observado síntomas de abstinencia en las personas que fuman marihuana con frecuencia y luego dejan de fumar.

 

Un estudio de 384 fumadores de cannabis de toda la vida, llevada a cabo en colaboración con los Institutos Nacionales de Salud y publicado en 2012, encontró que más del 40% de los participantes cumplieron con los criterios de los síntomas de abstinencia en el DSM-5.

 

Sólo en los últimos años los expertos médicos han reconocido que la marihuana puede estar asociada con el síndrome de abstinencia a la marihuana, por lo que el DSM hasta ahora había excluido la condición,

"Debido al debate sobre la importancia clínica del síndrome de abstinencia de cannabis", según los investigadores que ayudaron a desarrollar el DSM-5.

Sin embargo, los investigadores identificaron varios síntomas de abstinencia de cannabis que interferían con la capacidad de las personas para funcionar normalmente, incluyendo la pérdida de apetito, pesadillas e "imaginar ser apedreado (antojos)." 



Síndrome de Excoriación (Pellizcarse la Piel)
Bajo el toldo de los trastornos obsesivo-compulsivos, esta condición se caracteriza por el pellizcado crónico y rascado de la piel que puede causar heridas y costras, y es diagnosticado cuando los comportamientos no están asociados con otro trastorno.

 

El trastorno puede ser provocado por otras irregularidades de la piel como el acné o picaduras de insectos, según un documento de 2011 de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cincinnati que propuso incluir el trastorno en el DSM.

 

La condición puede ser asociada con otros trastornos implicando la alimentación compulsiva, comprar y robar, escribieron los investigadores.

 

El DSM-5 añade,

"Trastorno de excoriación" en vista de "fuerte evidencia de su validez diagnóstica y utilidad clínica", según la APA, y el problema es a menudo tratado con antidepresivos, ansiolíticos u otros medicamentos.



Trastorno de Frenesí de Comer (Atracón)
En el contexto de una creciente epidemia nacional de obesidad, los psiquiatras hicieron una declaración mediante la adición de este diagnóstico:

"Este cambio está destinado a aumentar la conciencia de las diferencias sustanciales entre el trastorno por atracón y el fenómeno común de comer en exceso", según una hoja informativa APA.

Con casi el 70% de los estadounidenses con sobrepeso u obesidad, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el manual distingue entre los problemas de peso en comparación con la salud mental, señalando que,

 "Mientras que comer en exceso es un reto para muchos estadounidenses, los atracones recurrentes son mucho menos comunes, mucho más graves y se asocia con significativos problemas físicos y psicológicos ".

 (El nuevo desorden fue incluido en un apéndice del DSM-4 como una condición que necesita más estudio.)

 

Las personas con este trastorno con frecuencia comen una gran cantidad de comida muy rápidamente, incluso cuando no tienen hambre, y con frecuencia cuando están solos para evitar la vergüenza, de acuerdo con la APA. El trastorno por atracón no se debe confundir con la bulimia nerviosa, lo que implica, además de los atracones, conductas de purgas como vómitos.

 

El manual revisado estipula que los atracones o purgas sólo una vez por semana califican para el diagnóstico, en lugar de dos cada semana. 



Desorden (Trastorno) de Comportamiento de Sueño de Movimiento de Ojo Rápido
En su  autobiográfica película de 2012 "Sleepwalk With Me", el comediante Mike Birbiglia llamó la atención sobre este trastorno, a menudo llamado trastorno del comportamiento MOR, que hace que actúe según sus sueños en la vida real.

 

El fenómeno fue particularmente problemático para Birbiglia después de que saltó a través de una ventana de un hotel de dos pisos en un sueño acerca de escapar de un misil, aterrizándolo en la sala de emergencia con heridas de vidrio. (El trastorno se diferencia de sonambulismo típico en que las personas con trastorno del comportamiento MOR suelen recordar lo que estaban haciendo en el sueño.)

 

Ahora, el desorden, que el DSM previamente incluyó ambiguamente bajo parasomnia , obtiene el reconocimiento oficial por parte de la comunidad de psiquiatría clínica, además de Hollywood.

 

El diagnóstico, que la APA dice que está totalmente respaldado por evidencia científica, es a menudo precedido por episodios de promulgación sueño que resultan en daño a la persona o a la pareja con la que comparten una cama.

 

En el tratamiento de la enfermedad, los médicos pueden recomendar la eliminación de objetos punzantes y peligrosos desde el dormitorio y amortiguar la zona alrededor de la cama.



Síndrome de Piernas Inquietas
Dada su sólida base neurológica, algunos psiquiatras, incluyendo McHugh en la Universidad Johns Hopkins, se preguntan por qué la enfermedad, caracterizada por la incómoda urgencia a mover las piernas cuando se está acostado, no se le dio plena condición de la DSM hace mucho tiempo.

 

Sin embargo, la investigación científica y genética tiene avanzado el conocimiento médico de la enfermedad, que ahora también es identificada como la enfermedad de Willis-Ekbom, desde la versión anterior del DSM.

 

Mientras que alrededor del 2% al 3% de los adultos se ve muy afectado por ella, hasta el 10% de la gente en los Estados Unidos puede tener, según la Fundación de Enfermedades Willis-Ekbom (anteriormente la Fundación del Síndrome de las Piernas Inquietas).

 

Dando estado de diagnóstico oficial al desorden, que no fue previamente clasificado como una forma "no especificada" de dyssomnia, el DSM-5 puede promover diagnóstico más preciso y tratamiento del síndrome de piernas inquietas, dicen los psiquiatras dicen.

 

 

 

 

 

Agudo Trastorno Neurocognitivo con Enfermedad de Cuerpos de Lewy y Leve trastorno neurocognitivo
Con estas adiciones, el DSM-5 se amplía la categoría de demencia, la memoria y el deterioro cognitivo que afecta cada vez más a los ancianos:

 

Alrededor del 14% de los estadounidenses de 71 años o más tienen demencia, y se espera que la cifra se duplique para el año 2050 a causa de la ola de baby boomers del ’65, según un nuevo informe de la Asociación de Alzheimer.

 

Los nuevos diagnósticos también permiten a los psiquiatras distinguir entre diferentes niveles de gravedad de la demencia.

"El grupo de psiquiatría está tomando conciencia de lo que los neurólogos han clasificando y reconocido desde hace mucho tiempo", dice McHugh, de la Johns Hopkins psiquiatra.

Sin embargo, el "umbral" entre el trastorno neurocognitivo leve y mayor "es inherentemente arbitrario", admite la APA. (La versión leve recién agregada fue mencionada en un apéndice del DSM-4 a condiciones que requieren mayor estudio.)

 

Sin embargo, al distinguir entre ellos, el DSM-5 podría allanar el camino para el diagnóstico y tratamiento del "menos discapacitante" deterioro cognitivo que puede ser, sin embargo, un problema para las personas y sus familias, de acuerdo con la APA. 

 


Trastorno de Compromiso Social Desinhibido
Este trastorno puede a menudo confundirse con TDAH, el trastorno por déficit de atención/hiperactividad, pero el DSM-5 puede reducir la confusión agregándolo a la lista de diagnósticos oficiales.

 

Mientras que los niños con trastorno de compromiso social desinhibido pueden ser desatentos e impulsivos, el trastorno puede deberse a la inadecuada prestación de cuidados y el abandono. Este trastorno se agrupa previamente con el trastorno de vinculación reactiva, los niños que la padecen en realidad pueden no carecer de vínculos afectivos, de acuerdo con la APA.

 

La clasificación por separado permite diferentes intervenciones clínicas y planes de tratamiento. 



Apnea central del sueño e hipoventilación relacionado con el sueño
El DSM ha luchado durante mucho tiempo para clasificar los trastornos del sueño, especialmente aquellos que se relacionan con problemas de respiración durante el sueño.

 

La creciente proporción de la población con diabetes y enfermedades cardiovasculares, que los estudios han demostrado que aumenta el riesgo de apnea central del sueño y otros trastornos del sueño relacionados con la respiración, puede hacerlo más importante para identificar con precisión los problemas.

 

Sin embargo, la comunidad médica ha aprendido mucho más acerca de estas condiciones desde la última edición del DSM, que permite a los nuevos diagnósticos:

"Este cambio refleja la creciente comprensión de la fisiopatología en el comienzo de estos trastornos y, además, tiene relevancia para la planificación del tratamiento", según el manual de APA a los cambios en el DSM-5.